Virtualización al próximo nivel

Los intermediarios fuera

Lo que la mayoría de los métodos de virtualización de servidores comprenden es un «mediador entre el sistema operativo huésped por un lado, y, por otro la máquina física que se hace cargo de la administración de los recursos del hardware. La ventaja competitiva con que se destaca un Servidor Privado Virtual KVM consiste en que la compilación del método KVM se lleva a cabo en el mismo kernel del equipo anfitrión, lo que descarta la necesidad de usar cualquier otro software – el sistema operativo huésped se comunica directamente con el host. El resultado será menos sobrecarga y más rendimiento.
Virtualización al próximo nivel

Una utilización de los recursos mucho más eficaz

Cuotas del servidor a su disposición ilimitada

Con la eliminación de la sobrecarga que equivale a relacionada con la existencia de una capa de virtualización adicional a través del cual va todo el tráfico de datos hacia la unidad de servidor principal, los KVM VPS podrían beneficiarse de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Los procedimientos de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el núcleo del sistema operacional del host, lo que quiere decir que todos los Servidores Privados Virtuales se comunican con el hardware del servidor en forma directa. La comunicación menos redundante equivale a un rendimiento en condiciones reales mucho más rápido en comparación con otros sistemas de virtualización.
Una utilización de los recursos mucho más eficaz

Pleno control en lo que se refiere al sistema operativo

Plena libertad de cargar el SO que quiera

Lo que se puede considerar una limitación de los VPS, a la hora de compararlos con los servidores reservados, es el propio sistema operativo – en la mayoría de los casos usted queda limitado a las alternativas de SOs que ofrece el proveedor del servicio. Cuando dispone de un VPS KVM, no obstante, tiene la opción – en gran medida - instalar cualquier SO que se conforme con las capacidades de su servidor y los recursos de hardware del servidor central. Lo que es viable que se ha conseguido gracias al método único de virtualización KVM. KVM se integra directamente en el sistema operativo del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, sin la necesidad de una capa de comunicación adicional, fácil de encontrar en muchas otras soluciones de virtualización.
Pleno control en lo que se refiere al sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL